El debate de Casado: La derechita cobarde

Sin duda este título acompañara a Casado durante unos cuantos días. Durante el debate de anoche desaprovechó una maravillosa oportunidad para frenar la sangría de votos que el Partido Popular va a recibir en las urnas a manos de los otros dos partidos de la derecha. Sin embargo, durante el debate de anoche no salio a relucir el Casado que se ve en los actos populares.

Quizá la inexperiencia le jugase una mala pasada. Lo que es seguro es que tiene una segunda oportunidad esta noche que no puede desaprovechar. Volver a errar con Sánchez y Rivera llevaría al PP a una posición muy delicada. En las distancias cortas de los debates es donde se termina de decidir el voto indeciso, que alcanza más de un 40% del electorado actualmente.

  Pedro Sánchez ofrecerá a los separatistas reconocerles como nación en un nuevo estatuto

La corrupción atacó a Casado como a ningún otro a lo largo del debate, y fue simplemente por su permisividad. Si en el primer momento que Sánchez mostró sus cartas el líder del PP hubiese puesto sus cartas sobre la mesa, el socialista habría dejado de escupir hacia arriba. Sin embargo, cuando Sánchez vio la debilidad de Casado ahondó en su miseria hasta que Rivera le puso freno.

Más allá de sus errores, el Partido Popular llevaba al debate la ventaja de ser el único partido que ha sido capaz de hacer crecer a España durante su Gobierno, y eso si supo aprovecharlo Casado para terminar de convencer a aquellos que dudaban de su proyecto. La duda es si habrá sido suficiente. Esta noche lo veremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here