El debate de Pablo Iglesias: El nuevo constitucionalista

Pablo Iglesias se ha caracterizado en estos últimos cinco años en la escena pública en ser la cabeza de la hidra comunista en España. En no pocas ocasiones han salido de su boca palabras como la reinstauración de la república, la petición de referendum en Cataluña, las múltiples identidades nacionales…

Sin embargo ayer algo cambió. Tal como ya hiciese su pareja y número dos de su partido en el anterior debate, Pablo Iglesias tiró de Constitución para hacer valer su discurso. Y por momentos parecía que la estrategia que ya usó Irene Montero le estaba encorsetando demasiado. No obstante, la parálisis y falta de dinamismo del resto de políticos le vino muy bien.

Así como Inés Arrimadas dejó en su sitio a Rufián y Montero cuando tiraron de artículos de la carta magna, allí nadie supo pararle los pies a Iglesias, que llegó a recitar hasta cinco artículos distintos de la Constitución. Se le olvidó eso sí, recitar el Artículo 56, donde se estipula el papel del Rey en nuestra democracia.

  La Asociación Contra el Cáncer critica el sectarismo de Podemos: "Ningún enfermo rechazaría a Amancio Ortega"

Sin duda, en el bloque de la izquierda, anoche Iglesias logró convencer a unos cuantos indecisos constitucionalistas y que hasta ahora tenían a Sánchez como referente. Su seguridad en la intervención, unida a la complacencia mostrada por Sánchez -que llegó incluso a reconocer el papel de Podemos en sus 10 meses de legislatura-, ayudaron mucho a facilitar la tarea del líder morado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here