El fiscal italiano considera «inverosímiles» las ocho denuncias de Juana Rivas y las archiva todas

El fiscal encargado de la causa de Juana Rivas en Italia ha archivado las ocho denuncias presentadas por la ex pareja de Francesco Acuri por considerar «absolutamente inverosímil la narración de la extraordinaria violencia» que ha intentado vender Juana Rivas. El fiscal considera probado que Acuri ha demostrado ser «un padre considerado y atento», y que su ex pareja ha intentado usar a los hijos como «escudos humanos».

La Fiscalía considera que no ha podido probarse ninguna de las acusaciones realizadas por Rivas, y afirma que los testimonios ofrecidos por sus hijos son fruto de la «manipulación materna», que les obligó a declarar contra su progenitor.

La psicóloga Lodovica Lesu, en su informe psicosocial, después de más de tres meses de trabajo junto a Rivas y sus hijos, ha determinado que la mujer tiene una «personalidad patológica» y una gran capacidad de manipulación sobre sus hijos. De hecho, todos los partes de urgencias presentados por Rivas, no se corresponden con las lesiones que cabrían esperar del comportamiento que trata de endosar a su ex pareja.

  Susana Díaz no se arrepiente de haber defendido a Juana Rivas

Al fiscal le llamó sobre todo la atención, la declaración el pasado 1 de octubre de uno de los hijos de Rivas y Acuri. El menor, con tan sólo 11 años manifestó que su padre le vejaba constantemente, utilizando una inimaginable violencia en su contra. Estas palabras, inusuales en un niño de tan corta edad, dejaban entrever un adoctrinamiento por parte de su madre, como después confirmó la psicóloga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here