El humorista Iggy Rubín podría ser juzgado por un delito de humillación de las víctimas del terrorismo tras burlarse de ellas

Podrías ser condenado a prisión.

Iggy Rubín, colaborador del programa ‘La Resistencia’ de Movistar y supuesto humorista, se ha convertido en noticia tras mofarse y humillar a las víctimas del terrorismo en un monólogo que se ha hecho viral.

Fue el pasado 3 de abril cuando este personaje comenzó metiéndose con las víctimas de ETA, bromeando con la paradoja de que OT haya coincidido con la desaparición de ETA: «Amaya, Aitana… Me imagino en backstage a Josu Ternera calentando la voz… Euskadi en los noventa sí que era una gala de eliminación«.

Durante su monólogo, no dudó en meterse con las víctimas de ETA incluso con José Antonio Ortega Lara, quien pasó 532 días secuestrado en un zulo de 3 metros de largo por 2,5 de ancho.

«Años después funda un partido, lo llama Vox y nadie le dice lo que significa en inglés. ¿No ha sufrido ese hombre bastante ya?», dice entre las risas de los presentes. «¡Ya sé que es con uve! Es que el techo del zulo era muy bajo y no cabe una B».

  Unos okupas echan a un anciano de 90 años de su propia casa

«¡Mucho cuidado con darle un escaño a Ortega Lara, que se hace un loft!», añadió.

Estas palabras ya están siendo analizadas por la asociación ‘Dignidad y Justicia’, puesto que podrían cometer un dleito de humillación de las víctimas del terrorismo, tipificado en el artículo 578 del Código Penal.

«Quienes hayan participado en la ejecución o la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares se castigará con la pena de prisión de uno a dos años», dice el artículo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here