España gasta más de 6.000 millones al año en políticas de empleo ineficaces

Las políticas activas de empleo (PAE) llevadas a cabo por el Gobierno en colaboración con el Servicio de Empleo Público Estatal conllevan un gasto de más de 6.000 millones de euros al año. Sin embargo, ese gasto no se ve reflejado en un aumento efectivo de las contrataciones.

El descontrol es tal, que la AIReF -Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal-, no ha sido capaz de realizar una auditoría completa con toda la relación de gastos en los programas. No parece que haya nadie llevando esas cifras. De modo que el gasto podría incluso ser más alto de lo anunciado. Según sus cálculos, estaríamos hablando de entre 6.100 y 6.500 millones.

El problema de este descontrol, podría venir una vez más de la duplicidad de competencias. Aunque es el SEPE quien gestiona y administra la mayoría de subsidios, son las Comunidades Autónomas quienes llevan el control de los cursos de formación que se dan a los desempleados. Esta falta de coordinación podría ser la culpable de esta ineficiencia.

  Podemos miente. Amancio Ortega sí es un patriota: podría ahorrarse 846 millones tributando en Irlanda

Incluso en las subvenciones que se dan a las empresas hay disparidad de opiniones. A pesar de que la financiación siempre se hace desde el SEPE, parece imposible recuperar el rastro de todos esos millones, que terminan perdidos entre distintas administraciones.

Algo muy importante de lo que se han dado cuenta en la AIReF, es de la burbuja en la que viven los cursos de formación. Ofreciendo por ejemplo cursos que no dan hoy en día ningún empleo, como conductor de ambulancias -actualmente es necesaria una titulación de Técnico en Emergencias Sanitarias que el SEPE no financia-. De este modo, muchos de los cursos, en realidad no tienen salidas para quienes los estudian.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here