Una de las IPs que hackeó a VOX pertenece al Ministerio de Defensa

Una de las IPs que realizó el ciberataque durante las pasadas elecciones a la sede electrónica de VOX pertenecía a un edificio de las Fuerzas Armadas. En concreto, a la sede del Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CESTIC). Estas instalaciones pertenecen al Ministerio de Defensa y son claves para nuestro ejército.

La Guardia Civil se encuentra investigando lo ocurrido. En ese edificio se concentran todas las comunicaciones de el Ministerio de Defensa, ya que gestiona llamadas, emails, bases de datos y navegación por internet. El origen de ese hackeo por tanto podría provenir de cualquier usuario dentro del Ministerio.

Lo sorprendente, es que pudieran superarse todos los cortafuegos habilitados en estas instalaciones y gracias a ello conseguir atacar a VOX, sin que nadie se diese cuenta. Para llevar a cabo el hackeo, se envió una gran cantidad de información en un corto espacio de tiempo, de modo que los servidores de VOX se saturasen.

  Abascal tras acreditarse como diputado: "Trabajaremos para preservar la unidad de España y las libertades de los españoles"

En todo caso esperaremos a los resultados de la investigación policial, que serán los encargados de depurar responsabilidades entre los verdaderos responsables de lo ocurrido en la pasada campaña. Cabe recordar, que además de VOX, varios diarios digitales sufrieron problemas durante el pasado periodo electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here