Pedro Sánchez quiere que las pausas en el trabajo ni se cobren ni se coticen

Una medida cuanto menos controvertida. Aprovechando la implantación del registro de jornada laboral -que según el Gobierno pretendía controlar a los empresarios-, el Gobierno quiere que los trabajadores trabajen el tiempo que estipula su contrato echando por tierra decenas de años de lucha por conseguir derechos laborales.

El objetivo es descontar del total de la jornada el tiempo que el empleado no se encuentra en su puesto de trabajo. Ir al baño, salir a tomar un café o atender una llamada de teléfono pasarían a estar fuera de la jornada laboral, de modo que se descontarían del sueldo o se tendría que recuperar ese tiempo posteriormente.

Su implantación ha sido propuesta por la CEOE y el Ministerio de Trabajo está de acuerdo con la medida. Ahora se deberá negociar empresa por empresa como se aplican esos «descuentos de horas». En principio se dividirá la jornada en dos partes. Por un lado el tiempo efectivo de trabajo, y por otro el tiempo presencial, que ni se cobrará ni se cotizará a la Seguridad Social.

  VOX avisa al PSOE: "Reclamaremos en el Congreso que se publiquen las actas de la infame negociación con ETA"

El objetivo de la CEOE es que cada empresa negocie individualmente el tiempo de descanso que consideren razonable y todo lo que salga de ese tiempo se descuente de la nómina mensual. El principal problema, es que no todos los empleados tienen el mismo poder de negociación. En una gran empresa se podrá acordar un tiempo de descanso aceptable, sin embargo, en pequeñas y medianas empresas será muy complicado que los empleados puedan llevar la contraria a su jefe. Y hay que recordar, que la mayoría de empleos, se crean en las pymes. 

4 Comentarios

  1. Hay que cubrir las paguitas de sus colegas, quién las sufre, los pobrecitos que generamos empleo. El ciudadano de a pie. Las pymes, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here