VOX es el partido que más votos ha necesitado por cada escaño: 111.538. El doble que el PSOE

La ley d’Hont es un sistema desfasado, pero los políticos se empeñan en continuar su uso por que normalmente termina interesando a los partidos mayoritarios. La fragmentación de la derecha ha llevado a que VOX se haya llevado la peor parte. Conseguir cada diputado se ha convertido en una odisea.

Cada escaño le ha costado a Pedro Sánchez solamente 60.819 votos, casi la mitad que a VOX, que ha sido el partido nacional más perjudicado. El otro gran perjudicado ha sido Podemos, pero muy lejos de esas cifras.

Los nacionalismos, sin embargo, han conseguido también escaños realmente baratos. El más barato ha sido el del PRC, con poco más de 52.000 votos, y el más caro ha sido el de JxCat con 71.000. Todos ellos muy alejados de los números de VOX, que sólo ha sido superado por Compromís, al que su único escaño le ha costado 172.000 votantes.

  Ramon Espinar prepara su propia moción de censura contra Pablo Iglesias

Todos estos datos nos sirven para darnos cuenta de que realmente este sistema electoral premia a los grandes y perjudica a las voces minoritarias. Es hora de que se tenga en consideración una ponderación electoral más democrática.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here